Perfecto como desayuno, merienda, después de hacer ejercicio o para suplir ese capricho de dulce que a veces nos entra.

Tengo que avisarte de que está riquíiiiisimo, por eso es mejor que no hagas mucha cantidad, ya que aunque es muy saludable, es bastante calórico.

Un dulce delicioso para regalarte o para sorprender a alguien.

Espero que los disfrutes tanto como yo.

QUÉ NECESITAS (Para una ración)

  • 1 plátano bien maduro.
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco.
  • 1 cucharada sopera colmada de anarcardos activados.
  • 3 dátiles activados.
  • 1 poquito de agua de  calidad para ajustar las texturas.

CÓMO SE HACE

  1. Pelar y batir el plátano, si es está muy maduro, por un lado el mousse te saldrá más dulce y por otra parte, será muy fácil triturarlo.
  2. Incorpora los anacardos activados (esto significa que habrán estado en remojo desde la noche anterior, o al menos unas cuantas horas. La activación los hace más digestivos y aumenta su poder nutricional. El remojo además hará que al triturarlos consigamos la textura crema que queremos).
  3. Echa también la cucharada de aceite de coco y bate los 3 ingredientes hasta que no queden grumos.
  4. Elige el molde que más te guste y coloca la crema en su interior, yo he usado un molde metálico de emplatar con forma de cuadrado.
  5. Mete en el frigorífico o congelador un par de horas.
  6. Cuando lo vayas a servir, bate los 3 dátiles activados (con el mismo proceso de los anacardos) y un chorrito de agua de calidad, la necesaria como para que te facilite las cosas, pero que quede espeso. Y sirve por encima de la crema.
  7. Retira el molde.
  8. Decora a tu gusto. Yo he puesto coco deshidratado.

Y ya está, a disfrutar de este rico dulce saludable. Ummmmmmmmmm

Si tienes alguna duda, ya sabes, pregunta lo que necesites.

Si te ha gustado, comparte.

Deja tus comentarios, me encantará leerte.

Si no quieres perderte nada de lo que voy contando cada semana no olvides suscribirte al blog.

Un besazo

Sandra