Si, yo también soy de esas personas que dan vueltas y vueltas a las cosas, a lo que he dicho, a lo que me han dicho, a lo que he dejado de decir, a lo que han dejado de decir y me imagino, a lo que he hecho, y a lo que no… y así hasta el fin de los días, jajaja.

Durante mucho tiempo, esta forma de rumiación mental me trajo síntomas de fibromialgia en forma de dolor, entre otras.

Me trajo problemas con otras personas y me trajo problemas de salud: malentendidos, rupturas sentimentales, insomnio, contracturas…

Pero hoy el foco quiero ponerlo en lo positivo, en cómo le di la vuelta para que este bucle mental dejara de hacer daño.

Si eres como yo a este nivel, quizá te sirva alguna de las cosas que quiero contarte.

No te tomes nada de manera personal:

Todos en esta vida hacemos las cosas lo mejor que podemos, no es nuestra intención dañar  a nadie, al igual, que no es la intención de nadie dañarte a tí. Si algo te ha molestado, mira en tu interior ¿qué es lo que realmente te molesta y por qué razón? Puede que esté conectado a una herida de la infancia.

Párate y respira:

Cuando veas que tu mente comienza a rumiar y eso te genera ansiedad. Para, y respira profundamente, las veces que sea necesario. Concéntrate en tu respiración. Tú NO eres tu mente.

Si la rumiación tiene que ver con otra persona… y esto va a doler… dedícate a tu vida.

Si te preocupas por ti y por hacer las cosas que te gustan, estar con quién quieres estar y vivir la vida que quieres vivir, difícilmente vas a estar pensando en penas relacionadas con otras personas. Vive y deja vivir.

No puedes cambiar a nadie:

Muchas veces el “dolor de cabeza” es porque tal o cual persona no se ha comportado como a nosotros nos gustaría, o como nosotros consideramos que es correcto. Olvídalo, no tenemos control sobre ello. Esperar cosas de los demás solo genera frustración. Da lo mejor de ti sin esperar nada a cambio y sigue adelante.

¿Aún así, algo te taladra la mente? Te dejo mi mejor sistema.

Pongo una canción chula en bucle a todo volumen y me pongo a bailar y saltar como si no hubiera mañana, cuando decido parar me he olvidado de que era lo que me tenía preocupada, y las endorfinas están haciendo su trabajo.

¿Necesitas más ayuda?

Mi programa especial para estas fiestas: Arranca 2019 venciendo a la fibromialgia de 6 semanas de duración para que pueda dejar atrás el dolor y la fatiga de una vez.

Un beso enorme