¡Lo prometido es deuda! Tal y como os dije el día que os hablé sobre las grasas saludables, haría un post relativo al aceite de coco en particular, ¡pues aquí lo tenéis!

A ver si soy capaz de concentrar en él toda la información que quiero transmitiros. Eso sí, sin entrar en fanatismos, que yo siempre digo que todo es bueno en su justa medida y no hay que abusar de nada, por muy bueno que sea.

coconut-648105

¿Vamos a ello?

Es un potente antioxidante, rico en vitaminas E, K y en Hierro.

Como ya os comenté, el aceite de coco se engloba dentro de las grasas vegetales y dentro de ellas es una grasa saturada.

Las grasas saturadas, sobre todo las procedentes de origen animal, son las que provocan colesterol y un aumento de triglicéridos en la sangre.

Pero esto no sucede con el cada vez más amado aceite de coco, ya que el consumo de éste incluso, eleva el colesterol bueno (HDL) y baja el colesterol malo (LDL). ¿Por qué? Porque es una grasa saturada de cadena media y se metaboliza de forma distinta a las grasas saturadas de cadena larga procedentes de alimentos animales, como la carne o el queso.

La grasa del aceite de coco se transforma en energía al entrar en nuestro organismo y de este modo también sacia el hambre.

Lo que está más que demostrado es que es un potente antifúngico ¿Qué quiere decir eso? Pues que ayuda a eliminar bacterias de nuestro cuerpo. En este caso se puede usar tanto en uso interno, como externo. Por lo tanto es antivírico y antibacteriano.

Así que si tienes una infección es el momento perfecto para usarlo para aliñar o cocinar tus comidas esos días. Se convierte entonces en lo que viene siendo un alimento-medicamento. Todo ello gracias al ácido laurico que contiene.

Se encuentran miles de referencias en Internet hablando sobre que tomar una cucharada de aceite de coco al día, adelgaza. Yo sinceramente no conozco ningún caso en particular, pero hay evidencias sobre que tomar aceite de coco hace aumentar el metabolismo.

Por otro lado es un estupendo hidratante corporal y para el pelo, sólo hay que untar un poco de éste en el cuerpo o cabello húmedo y dejarlo actuar por un tiempo. En el cuerpo, secarte con normalidad y en el pelo usarlo como mascarilla, que luego habría que lavar, para evitar que quede el cabello graso. También lo puedes usar como desmaquillante, aplicándolo y luego retirando con un algodón.

Os cuento un ejemplo personal: en etapas de mucho estrés que tienden a salirme granitos en la parte inferior de la cara, uso aceite de coco en vez de mi crema habitual y desaparecen al cabo de pocos días.

Otro uso cosmético, que yo también hago a menudo, es que he llenado un frasquito vacío de él, y lo llevo en bolso como “cacao”, al pasar el dedo por encima se deshace y se unta muy bien. Y además está riquísimo (si te gusta el coco, claro…)

Por último, también se usa mucho para mantener la higiene dental, bien haciendo enjuagues con él o usando un cepillo de dientes. De hecho puedes encontrar en la red muchas y variadas recetas de pasta dental casera que lo incluyen como uno de los ingredientes principales por su papel antimicrobiano.

Una cosa importante, no uses cualquier aceite de coco de supermercado, compra aceite de calidad, a poder ser ecológico y de presión en frío. Puedes encontrar muchas marcas en el mercado, aunque la más habitual, y la que uso yo personalmente, es Dr.Goerg, que tiene además una línea completa de alimentos derivados del coco y todos están deliciosos. Que conste que no me llevo comisión ni nada por el estilo,¿eh? Pero es la que uso y sobre la que hago las referencias de este artículo.

Espero este post te sea de utilidad y te animes a probar el aceite de coco.

Si crees que puede serlo para otra persona lo compartas, sin miedos, ahí, a lo loco, jajajaja.

Si tienes alguna duda, ya sabes, pregunta lo que necesites.

Deja tus comentarios, me encantará leerte.

Nos vemos el próximo domingo con más recetas y consejos.

Si no quieres perderte nada de lo que voy contando cada semana no olvides suscribirte al blog.

Un besazo

Sandra

66a030dae233d0a91003116eb96a3881?s=100&r=g - Descubre esta maravilla de la naturaleza: el aceite de coco.

Sandra González Murga

Soy Sandra, trabajo con personas con fibromialgia a recuperar su salud, su vida y su alegría con un método propio, a través del cuál te ofrezco las herramientas necesarias para ganar al dolor, en todos los sitios en los que esté. Puedes descargar gratis mi "Menú diario para ganar a la Fibromialgia" para nutrir tu cuerpo y tu salud.

More Posts - Facebook