Post inspirado en mi vivencia este fin de semana de Un Curso de Milagros.

Quizá te sorprenda mi entrada de esta semana, quizá pienses… y ¿a qué viene ahora que Sandra nos hable sobre los milagros? 

Antes de nada, por si no lo sabes, yo lo descubrí apenas hace un año, “Un Curso de Milagros” es un libro escrito por  Helen Schucman y William Thetford, catedráticos de psicología médica de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York.  Presumiblemente, ambos se “definían” como ateos, pero “una voz” les hizo escribir este libro, que habla sobre el amor, el perdón, Dios o el Espíritu Santo.

Si me lees desde el principio, te habrás dado cuenta de el cambio que han ido dando mis post, en los que al principio sólo te hablaba de alimentación y te daba recetas; y que más tarde he tratado temas como la espiritualidad, el desarrollo personal, el ejercicio, las relaciones personales, etc.

Esto es así porque yo sigo en constante evolución, hace tiempo que decidí no casarme con nada y si algo me motiva es el aprendizaje constante y la búsqueda de la salud, la paz y la felicidad, conmigo misma y con los demás.

No sé en que punto exacto de mi fase de autocuración abrí la caja de Pandora del crecimiento o conocimiento personal exactamente, lo que si tengo claro es que una vez que entras, es muy complicado salir, y quieres más y más. ¿Estás en un proceso similar al mío? Si es así me gustaría leerte, déjame algún comentario, ¿vale?

Hace más de 3 años que decidí “no creerme” los diagnósticos y previsiones de futuro que me daban los médicos, hace exactamente el mismo tiempo en que creí que YO ERA RESPONSABLE (que no culpable), de lo que me estaba pasando, a su vez, decidí tomar las riendas de mi vida y mirar hacia adelante con optimismo, ¿y sabes que fue lo que me motivó a todo ello? Que había tocado fondo. Que no podía más. Y que creí firmemente, que la vida no podía consistir en eso.

Así que me puse a estudiar cada área de mi vida y cambié todo aquello que creía que me perjudicaba. ME MOVÍ POR EL AMOR A MI MISMA y no por el miedo al que dirán o a la reacción de los demás.

Porque hay una cosa clara…. en aquel momento,  di el poder a mi yo superior y así conseguí salir adelante. Pero a veces pierdo parte de ese poder, me entran los miedos, decaigo anímicamente o me da una faringitis de tres semanas, o tengo una “culebrilla” por ejemplo y entonces comprendo que el creer en mí misma y en mi poder debe ser algo que dure toda la vida, porque si no, siempre hay posibilidad de volver a la enfermedad.

Allá por febrero un amigo me comentó que Enric Corberá iba a dar “Un Curso de Milagros” en Madrid y como ya había oído que iba por el mismo camino que había llevado yo para la curación (de forma totalmente inocente, natural. Mi cuerpo y mi mente se aunaron para saber que hacer), me apunté instantáneamente. 

En abril, “casualmente”, vuelven a recomendarme el libro y decido comprarlo. Pero tomé la decisión de no lo abrirlo hasta que asistiera al curso, para tener una orientación sobre como enfocarlo.

Pues este fin de semana he tenido la oportunidad de ver como Enric comparte todo su conocimiento y potencial. 

Vale que es un poco “burro” cuando dice las cosas, pero es a veces es necesario que nos hablen claro para que las entendamos. 

¿Sabéis como vengo de Madrid? Enamorada del enfoque. Entusiasmada con aprender a aplicarlo. Deseando comenzar el libro y el curso.

img 9676 - Cree en tí, no en un diagnósticoimg 9674 - Cree en tí, no en un diagnóstico

img 9684 - Cree en tí, no en un diagnóstico

Os quiero dejar algunos fragmentos del libro por si os animáis a buscar información, o por si queréis que lo leamos juntas y lo comentemos.

“Tienes una gran responsabilidad para contigo mismo, y es una responsabilidad que tienes que aprender a recordar en todo momento. Cada decisión que tomas procede de lo que crees ser,  y representa el valor que te atribuyes a ti mismo.  Si crees que lo que no tiene valor puede satisfacerte,no podrás sentirte satisfecho, pues te habrás limitado a ti mismo.”

“Tú fabricas aquello de lo que te defiendes, y al defenderte contra ello, haces que sea real e ineludible.”

“Nada puede herirte a no se que le confieras ese poder”

“Solo mi propia condenación me hace daño. Solo mi propio perdón me puede liberar”

“NO DEJES QUE LA LUZ DEL MUNDO, LA CUAL TE HA SIDO CONCEDIDA, PERMANEZCA OCULTA DEL MUNDO”

 Me gustaría poder compartir contigo la lectura y comentar nuestras percepciones, así que si te gusta la idea, dímelo y vemos la mejor forma de hacerlo.

Para terminar solo una cosa TÚ ERES LO MÁS GRANDE, TODO EL PODER ESTÁ EN TI, ÁMATE Y ALEJA LO QUE TE HACE DAÑO.

Te mando un beso enorme!!

66a030dae233d0a91003116eb96a3881?s=100&r=g - Cree en tí, no en un diagnóstico

Sandra González Murga

Soy Sandra, trabajo con personas con fibromialgia a recuperar su salud, su vida y su alegría con un método propio, a través del cuál te ofrezco las herramientas necesarias para ganar al dolor, en todos los sitios en los que esté. Puedes descargar gratis mi "Menú diario para ganar a la Fibromialgia" para nutrir tu cuerpo y tu salud.

More Posts - Facebook